“Irita y su corazón”. Un cuento lleno de emociones.

1 Ene

Irita y su corazón

El cuento de Irita tiene su propia historia emocional, llena de alegrías e ilusiones y también de pequeñas decepciones y frustraciones que terminan con el deseo de que lo podáis disfrutar con los niños y las niñas.  Así surgió el cuento:

 Con la clara idea de dedicarme al mundo de la primera infancia desde mis años de carrera universitaria, se fue forjando un camino que me llevó a trabajar como educadora en un Centro de Educación Infantil. Estos años para mí, supusieron un gran enriquecimiento profesional y también personal. La convivencia con los más pequeños estuvo envuelta de un mundo emocional muy intenso, lleno de alegrías y de buenos momentos, aunque también de pequeñas crisis  y situaciones que hicieron plantearme la enorme importancia que tiene el cuidado del clima afectivo en estas edades tempranas.

 Entonces, en el año 2004, descubrí la convocatoria por parte de la Conselleria de Educación de los Premios de Innovación Educativa. Elaborar un documento relacionado con la afectividad, me pareció muy buena idea para sistematizar las ideas que me rondaban sobre cómo llevar a cabo su cuidado en la Escuela Infantil. Siguiendo las pautas de la convocatoria, elaboré un material didáctico para “trabajar” la afectividad en el aula de 2 años, con diversas actividades dirigidas al descubrimiento de este mundo por parte de los pequeños.

No obstante, tan o más importante que el trabajo en sí del mundo emocional en el aula, son las pautas que describí en el material sobre cómo cuidar el ambiente afectivo desde el establecimiento de una relación positiva e individualizada con los más pequeños, desde el manejo adecuado de las propias emociones por parte del docente y desde el papel mediador que éste tiene en el manejo que los pequeños y pequeñas hacen de su propio mundo afectivo.

El material didáctico Corina para el trabajo y cuidado de la afectividad con niños y niñas de 2 años (así lo denominé), recibió mención honorífica en los premios de innovación y despertó mucha expectación. Pensé en publicarlo, pero a pesar de que algunas editoriales mostraron interés, finalmente… no fue posible. Una editorial me propuso darle un formato más literario, convirtiendo los centros de interés en los que estaba organizado el material en una serie de cuentos que pudieran dirigirse al público en general.

 Fue así como surgió la colección: Corazón Mágico, pensada para niños y niñas entre los dos y los cinco años. La idea de añadirle al enfoque didáctico un toque más fantástico me encantó. Le di un montón de vueltas hasta que reconvertí por completo los temas y también los personajes. La dulce Corina y el simpático pajarito Corín del material didáctico original, se fueron transformando en la expresiva bichita Irita con su gran corazón que cambia de color, y el travieso Tebín,  que despierta diversas emociones en su fiel compañera de juegos.

 Los nuevos personajes y las nuevas historias, añadirían a la intención educativa, una intención más informal y literaria, acercando a los pequeños al mundo emocional desde personajes muy cargados afectivamente, con expresiones intensas y con vivencias  y sentimientos comunes a la mayoría de los niños y las niñas de estas edades, lo cual facilitaría su identificación y por tanto su atractivo.

 El proyecto de esta colección, consistente en 6 títulos, tampoco se publicó finalmente. Elaboré el texto de los seis cuentos con la gran ilusión de que un ilustrador profesional diera algún día vida a los personajes, pero una vez más… no fue posible, así que me decidí a hacerlo yo misma… Tenía que encontrar alguna forma de manejar dicha frustración.

 De forma casera y desde la humilde experiencia de una ilustradora aficionada, le di forma al primer título de la colección: “Irita y su corazón”, dándole un formato de cuento animado.  El resultado final, quedó olvidado en un rincón del disco duro de mi ordenador, hasta que un día sus personajes, Irita y Tebín, me reclamaron salir a la luz, querían darse a conocer a los niños, así que… ahí  los tenéis. A pesar de no tener una edición políticamente correcta (disculpad si hay errores técnicos) creo que puede merecer la pena su publicación. Sólo pido, por favor, que se respete la autoría de su modesta autora.

 Espero que este cuento os pueda ayudar en la actividad didáctica de la educación emocional, aunque me gustaría volver a recalcar que tan importante como “enseñar las emociones” es “convivir afectivamente” con los niños y las niñas.  

 ¡Espero que os guste y que los disfrutéis!. De momento ha superado, tras algunos cambios (todo hay que decirlo), la más exigente de las críticas posibles, la de mi hijo de cinco años. Se lo dedico muy especialmente a  él, a mi sobrina y a todos los niños y a todas las niñas de este mundo.

Raquel Benedito Pérez

Anuncios

2 comentarios to ““Irita y su corazón”. Un cuento lleno de emociones.”

  1. Pilar enero 3, 2012 a 6:36 pm #

    Me ha gustado mucho el cuento, creo que puede llegar perfectamente a los corazones de nuestros chiquitines.
    Me encantaría poder concocer los demás cuentos.
    Gracias por compartirlo.

    • raquelbp marzo 11, 2012 a 3:02 pm #

      ¡Hola, Pilar!
      Me alegro de que te haya gustado el cuento. Me gustaría también compartir los demás cuentos pero de éstos únicamente tengo elaborado el texto. Lo tengo algo difícil pero espero encontrar momentos para completar la colección.
      Nos vemos. Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: